¿Se acaba el mundo el 21 de diciembre de 2012?

 

Con tantas noticias, libros, películas y documentales que se han realizado sobre lo que hoy se conoce como la profecía maya, parece que es hora de realizar todo lo que hemos querido hacer antes del 21 de diciembre de este año. Entre los escenarios apocalípticos que se prevén figuran una catástrofe mundial, una inundación gigantesca, un cambio en los polos magnéticos de la Tierra, un supervolcán e incluso una invasión de extraterrestres. Estos son sólo algunos ejemplos. Hay tantos vaticinios sobre cómo van a terminar las cosas que es difícil recordarlos todos.

La profecía proviene de los mayas, y resulta que los mayas tienen mucha credibilidad. Eso es justamente lo que un pueblo obtiene cuando desarrolla ideas astronómicas y matemáticas sumamente avanzadas. Los mayas son reconocidos como intelectuales por haber hecho observaciones astronómicas excepcionalmente precisas y haber registrado los movimientos de la Luna y de los planetas mejor que ninguna otra civilización, ¡y sin telescopios!

¿Cómo podemos entender la profecía maya? ¿Es real o sólo un invento?

Consultamos a los expertos que estudian a los mayas, les hicimos preguntas y examinamos algunas de las teorías para saber si todavía vamos a andar por aquí en 2013. Entre las cosas que se vaticinan se cuentan tormentas solares, la inversión de los polos y terremotos masivos, todos ellos sucesos caóticos que ponen en peligro la vida. Si lo duda, pregúntele a Lawrence E. Joseph, autor de Apocalipsis 2012 y ex presidente de una compañía física de plasma, quien considera que debemos prepararnos para una pérdida de comunicaciones y una falla en las redes eléctricas debido a las tormentas solares. En efecto, están ocurriendo tormentas solares con cierta frecuencia. Este año habrá mayor actividad solar, la cual afecta las comunicaciones satelitales y electromagnéticas. Sin embargo, estas tormentas alcanzan su apogeo cada 11 años, más o menos, en un ciclo que se repite desde hace mucho tiempo. En los Estados Unidos, la NASA se refiere a este tema en su sitio Web con la siguiente afirmación: “No hay ningún riesgo especial vinculado con 2012. La próxima actividad solar máxima ocurrirá entre 2012 y 2014, y se prevé que será un ciclo promedio, no distinto de los ciclos que han ocurrido a lo largo de la historia”.

Algunos expertos dicen que hay serios errores en muchas de las ideas formuladas sobre la profecía maya. David Stuart, profesor de arte y arqueología centroamericanas en la Universidad de Texas, lo resume así: “Las teorías sobre los eventos que podrían ocurrir, como la alineación de los planetas, las tormentas solares y los terremotos, no tienen sustento astronómico”. La NASA ha escrito al respecto: “La última vez que se produjo una gran inversión de los polos de la Tierra fue hace unos 780.000 años… y los registros fósiles no muestran cambios drásticos en la vida vegetal ni en la animal”.


¡Hacé click aquí si querés saber cuáles fueron los vaticinios apocalípticos que se creyeron a lo largo de la historia!


 ¿Qué habrían hecho los antiguos mayas?

Por lo que se conoce de ellos, sabemos que les fascinaban los números redondos, especialmente en las fechas. Así que cuando llegue el día 13.0.0.0.0, el 21 o el 23 de diciembre, no hay duda de que será una fecha muy importante (precisar ese día usando nuestro calendario es muy difícil, así que algunos eruditos calculan que corresponde al 21 o el 23 de diciembre).

“Los mayas tenían ideas muy complejas acerca del paso del tiempo; para ellos, era una fuerza viva”, explica Stephen Houston, profesor de antropología arqueológica en la Universidad Brown, en Rhode Island. “A juzgar por sucesos previos, concebían el inicio de un ciclo como un período de renovación, y es probable que hubieran hecho muchas construcciones”.

“Los antiguos mayas celebraban la ocurrencia de fechas en números ‘redondos’, tal como lo hacemos nosotros cuando comienza una nueva década o un nuevo siglo”, dice John W. Hoopes, renombrado experto en culturas centroamericanas y profesor de Antropología en la Universidad de Kansas. Para los mayas, llegar al final era un suceso inmensamente digno de celebrar, como cuando nosotros recibimos el nuevo milenio. Además, si pensamos en los mayas de Palenque, quienes dejaron una inscripción que empieza con la fecha de nacimiento de uno de sus grandes gobernantes —K’inich Janaab’ Pakal— y termina con una referencia a una fecha en el año 4772 de nuestra era, podemos concluir que los mayas pensaban que habría vida humana miles de años después del día de hoy.

Tenemos miedo y queremos un mundo mejor, soluciones y esperanza

Cuando miramos a nuestro alrededor, muchos de nosotros no podemos evitar sentir que vivimos en un mundo de peligros e incertidumbre. Escuchar o leer las noticias nos permite tomar conciencia de la violencia que impera en muchos países, de la amenaza de un ataque nuclear, de los gobiernos corruptos y de las economías inestables en todo el orbe.

Agreguemos a esto la amenaza ambiental que afrontamos, y que muchos científicos atribuyen a los seres humanos: la contaminación del aire y el agua, el riesgo de extinción de especies animales y vegetales, y la inminente desaparición de la selva amazónica. Todas estas cosas están afectando los patrones climáticos de maneras que ponen en grave peligro la vida, y han hecho que muchas personas crean en la posibilidad de que al final de este año se acabe el mundo.

“La creencia en el día del Juicio Final en 2012 se ha extendido porque se alimenta de los grandes temores de la gente”, dice el profesor Hoopes, de la Universidad de Kansas. “Me parece que las personas se angustian porque consideran que no pueden controlar estos cambios que están afectando su vida seriamente”. La historia humana demuestra que tendemos a inventar mitos y aferrarnos a ellos para explicar las cosas que tememos o desconocemos (baste recordar que los antiguos griegos trataron de entender el funcionamiento de su mundo con la mitología). En opinión de algunos especialistas, estamos buscando soluciones para todas estas cosas que nos afectan y esperamos que los mayas hayan previsto algo.

Paranoia por nuestras creencias religiosas sobre creación y destrucción

Según algunos expertos, ver el final de un ciclo del calendario maya como una profecía apocalíptica proviene de nuestras ideas religiosas. “La destrucción está arraigada en la filosofía occidental y judeocristiana, y se manifiesta de muchas formas”, señala el profesor David Stuart, de la Universidad de Texas. La historia más memorable de destrucción narrada en los textos religiosos cristianos, judíos y musulmanes es sin duda la del diluvio universal, que cubrió las montañas más altas del planeta y exterminó a todos los que no subieron al arca de Noé. Es un relato impactante que ha llevado a la gente a creer que el mundo terminará de alguna forma descrita en un texto sagrado. El apocalipsis y la destrucción son parte de algunas creencias religiosas, pero no formaban parte del pensamiento de los mayas. Ellos creían que el final de un ciclo conducía a una mejora con respecto del anterior.

Advertisment

Comments

comments

alien-sixth-sense
los anuncios que ves en nuestra pagina, nos ayuda a sostener este sitio y que sigamos compartiendo la verdad, regálanos un click en estos anuncios y si te place el producto apóyanos. Por cierto te tenemos una pagina de tecnología e informática lo mas nuevo visitala: InformaticaExperience




Impresionante vídeo de ovni grabado en HD: