¿Que es y cómo reconocer a un psicópata?

psicopata1

 

¿Cómo reconocer a un psicópata?
Los psicópatas no son necesariamente asesinos, aunque sí pueden causar mucho daño en distintos niveles. Se ven como personas normales y viven entre nosotros. Hay que saber cómo reconocerlos.

Todos tenemos la idea del psicópata como una persona malvada. Recordamos las películas de terror y suspenso, de asesinos en serie, pero en la realidad, ¿Quiénes son las personas llamadas “psicópatas” o “personalidades psicopáticas”?




Según Robert Hare, Doctor en Psicología y Profesor de la Universitiy of British Columbia en Canadá, los psicópatas no son asesinos, tienen formas más sutiles de hacer daño, son personas que viven en el mundo, principalmente en las esferas de la política y los negocios. Existen ciertas características afectivas e interpersonales que son comunes en este tipo de personas que permiten diferenciarlas de los demás.
Lo primero y más llamativo en un psicópata es su encanto superficial, son personas hábiles socialmente, simpáticas, atrayentes, conquistan a todos quienes los conocen en primera instancia. En general, Comprar Cigarrillos en Línea, se suponen mejores que el resto de las personas, esto es porque tienen cierta idea de grandiosidad que los lleva a hablar con gran elocuencia y seguridad. Poseen además, la capacidad de mentir descaradamente, fenómeno conocido como “mentira patológica” que los induce a engañar a otros sobre todo cuando esto pueda beneficiarlos o justificar sus conductas. Si son lo suficientemente inteligentes, los demás no notarán estas actitudes y se dejarán seducir por su encantadora apariencia.

Otra característica típica de la personalidad psicopática es su afectividad aplanada, es decir, el psicópata no tiene la capacidad de concebir emociones, puede simularlas para conseguir beneficios, pero en realidad no las siente, hay quienes por eso los llaman “desalmados”.

Esta misma característica origina la falta de remordimiento o culpa, el psicópata no siente arrepentimiento, piensa que tiene el derecho sobre los demás y el mundo, nunca se siente en deuda, de ahí su marcada crueldad y falta de empatía hacia los demás.

Teniendo todo lo anterior en cuenta, es natural deducir que estas personas tienen una especial dificultad en aceptar sus errores o responsabilidades en los hechos. Es por esto que en general, los psicópatas no van al psicólogo, porque para ellos el problema siempre lo tienen “los otros”, y pocas veces sienten un sufrimiento emocional lo suficientemente intenso como para querer cambiar.

Otro punto importante a considerar es el hecho de que al menos una vez en su vida el psicópata se ve envuelto en algún problema con la ley, su tendencia hacia la estafa y manipulación lo llevará a estar siempre al límite de la legalidad. Su nivel de perspicacia le permitirá en algunos casos salir airoso de estos altercados sin grandes consecuencias para su imagen personal.

Como señala el psicólogo experto de la Universidad de British Columbia en Canadá, Robert Hare, la sociedad no puede defenderse de los psicópatas porque son ellos los que muchas veces con su inteligencia y astucia logran eludir toda responsabilidad de sus actos. Lo más peligroso de los psicópatas es que no les importa hacer sufrir a los otros con tal de lograr sus objetivos, Hare los llama “depredadores sociales”, ya que son capaces de adoptar cualquier conducta o realizar cualquier cosa con tal de lograr sus objetivos. Sin embargo todos tenemos la capacidad de informarnos, “olfatear” e identificar si nos encontramos frente a una personalidad psicopática y para nuestro bien intentar protegernos de las consecuencias de la relación con esa persona.




Claves para identificar a un psicópata

Es posible cruzárselos en el trabajo o en la vida. Porque si bien el término “psicópata” solemos tenerlo asociado con asesinos seriales y otros delincuentes, existe un tipo de psicópata al que el célebre psiquiatra estadounidense, Robert Hare, un especialista en la materia, denomina “psicópata carismático”.

Y es muy fácil enamorarse de ellos, porque suelen ser los más seductores del mundo, el amante perfecto. Se muestran locuaces, persuasivos, comprensivos, generosos, gentiles, muy inteligentes… y grandes fabuladores, aunque lamentablemente se tarda bastante en descubrirlos.

Permítanme una digresión: en su novela “Los daños materiales” (Editorial Alfaguara), la escritora argentina Matilde Sánchez enhebra una trama en torno al vínculo con uno de estos ejemplares, narrada en primera persona, y la verdad es que cualquiera que se haya cruzado con ellos sentirá una profunda identificación con la protagonista, que quiere huir pero no puede de esta relación en la que ha quedado atrapada gracias a los buenos oficios de Víctor, nombre que a mí me remonta a un encuentro personal que no contaré por pudor.

Pero vayamos a lo nuestro: el doctor Robert Hare ha elaborado una muy conocida lista de características para reconocerlos, porque lo mejor que se puede hacer ante uno de estos estafadores emocionales es HUIR.

No intentar cambiarlos, porque los estudios han demostrado que los psicópatas no cambiarán. No aceptar las migajas del afecto falso que nos ofrecen. De otra forma el resultado será únicamente el maltrato psicológico.

Dice Hare: “Es por lo general superficialmente encantador y da muy seguido una impresión llamativa de poseer las cualidades humanas más nobles. Se hace de amigos fácilmente, y es muy manipulador, con su habilidad de palabras para salirse con la suya de cualquier apuro. A muchos psicópatas les encanta ser admirados y se regodean cuando los demás los adulan.” Y como carecen de toda capacidad de amar, tienen también carencia de empatía, ese sentimiento que nos hace ponernos en el lugar del otro. “El psicópata es incapaz de sentir lástima por otros en situaciones desafortunadas o de ponerse en el lugar de otra persona, sin importar que haya lastimado o no a esta última”, agrega Hare.

De manera que lo mejor será prestar atención a estas características, extraídas de la lista del doctor Robert Hare:

MUCHA LABIA y ENCANTO SUPERFICIAL: una tendencia a ser suaves, enganchadores, encantadores, hábiles, con facilidad verbal. El encanto psicopático no es en absoluto tímido, prudente, ni con miedo de decir algo. Un psicópata nunca enmudece. Por ejemplo, se han liberado de la convención social de hablar por turnos.

AUTOESTIMA OSTENTOSA: una visión extremadamente alta de sus propias capacidades y de lo que valen; seguros de sí mismos, testarudos, engreídos, jactanciosos. Los psicópatas son personas arrogantes que se creen seres superiores.

MENTIRAS PATOLÓGICAS: moderadas o altas. De forma moderada serán perspicaces, mañosos, astutos, y listos; en la forma extrema, serán engañosos, secretos, inescrupulosos, manipuladores y deshonestos.

ENGAÑO Y MANIPULACIÓN: el uso de engaño para hacer trampa, estafar o defraudar a otros para su ganancia personal; carencia de preocupación por los sentimientos y sufrimiento de los demás.

AFECTO SUPERFICIAL: una pobreza emocional, o una gama limitada de emociones profundas; frialdad interpersonal, a pesar de dar señales de ser abiertamente gregarios.

INSENSIBILIDAD Y CARENCIA DE EMPATÍA: una carencia de sentimientos hacia la gente en general; es frío, despectivo, desconsiderado y sin tacto.

COMPORTAMIENTO SEXUAL PROMISCUO: una serie de relaciones breves, superficiales, y una selección indiscriminada de compañeros sexuales; varias relaciones mantenidas simultáneamente; un historial de tentativas de imponerse sexualmente a otros, o una muestra de gran orgullo relatando sus proezas sexuales o conquistas.

UNA FALTA DE OBJETIVOS REALISTAS Y A LARGO PLAZO: una inhabilidad o fracaso permanentes en desarrollar y ejecutar planes y objetivos a largo plazo. Una existencia nómada, sin objetivo, careciendo de dirección en la vida.

IMPULSIVIDAD: comportamientos no premeditados recurrentes y faltos de reflexión o planificación; inhabilidad de resistir a la tentación, frustraciones, e impulsos; una falta de reflexión sobre las consecuencias de sus acciones; es temerario, precipitado, imprevisible, errático, e imprudente.

FRACASO EN ACEPTAR LA RESPONSABILIDAD DE SUS PROPIAS ACCIONES: esto se refleja en una toma conciencia baja, en la ausencia de escrúpulos, en la manipulación, la negación de su responsabilidad, y en un esfuerzo para manipular a otros a través de esta negación.

MUCHAS RELACIONES MATRIMONIALES DE CORTO PLAZO: no se compromete en relaciones de largo plazo, lo que se refleja en compromisos inconsistentes, informales, y no fiables, incluyendo el matrimonial.

Más info:

Para leer sobre psicópatas carismáticos en el ámbito empresarial, hay un libro excelente: “Serpientes en traje” (Snakes in Suits), de los autores Paul Babiak y Robert Hare, publicado en 2006. Se puede leer un comentario sobre el libro en este sitio: http://es.sott.net/articles/show/2156-Ponerologia-101-Serpientes-en-traje

O ver este video en el que se entrevista a Robert Hare sobre el tema: http://www.youtube.com/watch?v=0G_UPbOuIl4

Y aquí, otra entrevista con Hare:

http://www.documaniatv.com/social/redes-la-mente-del-psicopata-video_ed55f7140.html

¿Qué es la Psicopatía?

La psicopatía es un trastorno de la personalidad. Algunos autores han hablado de perversión para referirse a este cuadro psicopatológico. Actualmente suele incluirse bajo el llamado trastorno antisocial de la personalidad del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM IV).

Los psicópatas presentan rasgos básicos:

1) un desorden de la personalidad, una condición crónica, persistente y ego-sintónica (no hay conciencia de enfermedad). Los individuos psicopáticos o psicópatas aceptan su modo de ser como natural y apropiado.

2) insensibilidad, irresponsabilidad, impulsividad, frialdad o superficialidad emocional. “No sienten culpa ni amor”.

Psicopatía no es sinónimo de criminalidad, pero sí aumenta las probabilidades de transgresión de reglas y leyes sociales, debido a sus características de insensibilidad, impulsividad, falta de inhibición comportamental, egocentrismo, irresponsabilidad y falta de culpa o remordimientos.

Psicópata Características de un psicópata

De acuerdo con la escala PCL-R de Robert Hare, un investigador norteamericano especializado en psicopatía, este trastorno exhibe las siguientes alteraciones:
Dimensión Interpersonal / Afectiva:

Locuacidad (charlatanería)

Encanto superficial

Sensación grandiosa de autovalía

Mentiras patológicas

Engaños y manipulación

Ausencia de remordimiento y culpa

Escasa profundidad de los afectos

Insensibilidad

Incapacidad para establecer fuertes vínculos emocionales; son superficiales

Falta de empatía

No acepta la responsabilidad de sus acciones

Dimensión “Desviación social”:

Necesidad de estimulación / propensión al aburrimiento

Estilo de vida parasitario

Escaso control del comportamiento

Problemas de conducta tempranos

Tendencia

Falta de metas realistas a largo plazo

Impulsividad

Irresponsabilidad

Delincuencia juvenil

Conducta sexual promiscua

Versatilidad criminal

Etiología – ¿Cuáles son las causas de este trastorno?

Es probable que existan factores genéticos que, junto a estímulos sociales, contribuyan a la aparición de este trastorno. Algunos investigadores sostienen hipótesis neurobiológicas que explicarían gran parte de los signos de este desorden. La naturaleza del psicópata podría deberse a una distribución interhemisférica inusual de los recursos de procesamiento. En otras palabras, el procesamiento de la información en los psicópatas se vería afectado por una alteración en sus hemisferios cerebrales.

Por otro lado, se ha postulado una disfunción cerebral leve, especialmente en la corteza frontal, más funcional que estructural. La corteza frontal, y más precisamente la prefrontal, alberga funciones propiamente humanas: imaginación, creación, pensamiento abstracto, planificación, inhibición del comportamiento, entre otras. De este modo, se comprendería por qué el psicópata presenta gran parte de sus características antisociales e impulsivas. Sin embargo, estos estudios no han sido realizados con muestras representativas, con lo cual sus resultados no pueden ser ampliamente generalizados. De hecho, pocos han considerado variables socioculturales en el análisis de este trastorno. Futuras investigaciones deberán poner el acento en un trabajo con la mayor representatividad y multidimensionalidad posible, para lograr así un estudio holístico complejo de este trastorno.

La violencia suele ser un síntoma claro de psicopatía. Por lo tanto, es probable -si bien no certero- que un psicópata se comporte violentamente.

La criminalidad constituye una variable conductual: quien viola la ley se comporta de manera criminal. En este sentido, no hay una relación necesaria o exclusiva entre criminalidad y cualquier patrón de personalidad particular. Por lo tanto, la evaluación de la personalidad no puede ser utilizada para identificar si alguien es o no un criminal. Vale decir, que un individuo sea, por ejemplo, psicópata, paranoico o esquizoide no significa que con seguridad haya cometido o cometerá actos criminales.

Aún así, cabe aclarar que si bien psicopatía no es sinónimo de criminalidad, padecer este desorden aumenta las probabilidades de transgresión de reglas y leyes sociales. De hecho, en un estudio realizado con población reclusa, Hare (1999) halló que el 25% eran delincuentes psicópatas, y que estos tenían más probabilidades de reincidir que otros reclusos no psicopáticos. Estos resultados se comprenden si se considera que los principales inhibidores de la violencia y la conducta antisocial (empatía, vínculos emocionales, miedo al castigo, sentimientos de culpa, entre otros) son inexistentes o muy deficitarios en los individuos psicópatas.

La psicopatía suele ser, además, un indicador general de probabilidad de reincidencia sexual violenta. En otras palabras, aquellos individuos que hayan cometido un crimen sexual violento, si además de delincuentes sexuales son psicópatas, tienen mayor probabilidad de volver a cometerlo (Hare, 1999).

¿Cómo se diagnostica la Psicopatía?

Actualmente, el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM IV) incluye la psicopatía dentro del “TRASTORNO ANTISOCIAL DE LA PERSONALIDAD”. Para su diagnóstico, se deben cumplir los siguientes criterios:
Psicópata
A.

Un patrón general de desprecio y violación de los derechos de los demás que se presenta desde los 15 años, como lo indican 3 (o más) de los siguientes ítems:

(1)
Fracaso para adaptarse a las normas sociales en lo que respecta al comportamiento legal, p. ej. Perpetrar repetidamente actos que son motivo de detención
(2)
Deshonestidad, indicada por mentir repetidamente, utilizar un alias, estafar a otros para obtener un beneficio personal o por placer
(3)
Impulsividad o incapacidad para planificar el futuro
(4)
Irritabilidad y agresividad, indicados por peleas físicas repetidas o agresiones
(5)
Despreocupación imprudente por su seguridad o la de los demás
(6)
Irresponsabilidad persistente, indicada por la incapacidad de mantener un trabajo con constancia o de hacerse cargo de obligaciones económicas
(7)
Falta de remordimientos, como lo indica la indiferencia o la justificación del haber dañado, maltratado o robado a otros.

B. El sujeto tiene al menos 18 años.

C. Existen pruebas de un trastorno disocial que comienza antes de la edad de 15 años.

D. El comportamiento antisocial no aparece exclusivamente en el transcurso de una esquizofrenia o un episodio maníaco.

Psicopatía y Trastorno antisocial de la personalidad: ¿Cuál es la diferencia?

El superyó es una de las instancias de la personalidad, descrita por Sigmund Freud en su segunda teoría del aparato psíquico: su función es comparable a la de un juez o censor con respecto al yo. Cigarrillos Baratos en Línea. Freud considera la conciencia moral, la autoobservación, la formación de ideales, como funciones del superyó. Desde la teoría psicodinámica, los defectos del psicópata son considerados daños en el funcionamiento del superyó: defectos superyoicos en la conciencia, la moralidad y la vinculación interpersonal.

Si bien no es una característica nuclear de la psicopatía, puede haber también daño yoico (dificultades para planificar, para aprender de los errores, juicio y prueba de realidad pobres, impulsividad, incapacidad para manejar situaciones complejas). Es decir, hay una dimensión de daños yoicos a lo largo de los cuales los psicópatas varían, y a mayor daño del yo, mayor probabilidad de mostrar desajustes sociales y de cometer actos criminales.

Por otro lado, el trastorno antisocial de la personalidad es una condición está definida por los criterios del DSM-IV, de los cuales sólo 2 se relacionan con defectos del superyó que constituyen el núcleo de la personalidad psicopática: ellos son (a) deshonestidad, indicada por mentir repetidamente, utilizar un alias, estafar a otros para obtener un beneficio personal o por placer; y (b) carecer de remordimientos por malos actos cometidos previamente. Otros criterios se relacionan con funciones yoicas que pueden o no estar dañadas en individuos psicopáticos.

Entonces, de acuerdo con Weiner (1992), si un individuo solamente cumple los criterios del DSM IV para Trastorno antisocial de la personalidad, exceptuando los referidos a defectos superyoicos, estaremos en presencia de un individuo con trastorno antisocial. Si además cumple los dos criterios del DSM IV referidos al déficit superyoico, será diagnosticado como un antisocial psicópata.

Tratamiento de la Psicopatía: ¿Se cura un psicópata?

La psicopatía es un trastorno de la personalidad, de base, por lo cual es crónico (incurable). Para tratarlo, se requiere un enfoque interdisciplinario: un psiquiatra, un neurólogo, un psicólogo.

Algunos clínicos utilizan fármacos antipsicóticos para controlar la impulsividad, entre otras drogas. Si bien aún no se han descubierto programas eficaces para su resocialización, resultando las psicoterapias muy poco exitosas con estos pacientes, esto no significa que sus actitudes y comportamientos sean inalterables. El terapeuta debe trabajar, en primer lugar, su falta de conciencia de enfermedad, su falta de empatía, su impulsividad y su insensibilidad. Esto puede resultar una ardua tarea, pero debe continuarse la búsqueda de técnicas clínicas efectivas para estos sujetos.

Advertisment

Comments

comments

Participa

Revisa nuestros mejores videos y suscribete a nuestro canal youtube  Canal Youtube o bien participa con tus comentarios vía Facebook en nuestros artículos de la Tribuna!

BIENVENID@


perfil-youtube